jueves, 12 de noviembre de 2015

La pesadilla independentista

Los que abrazan el independentismo en esta tierra donde nací, hace ya algunas décadas, se dedican a negar una realidad que sobrecoge a todo ciudadano que no ande por Cataluña fanatizado por esta corriente ideológica tan retorcida. Mucho tiempo atrás ya resultaba alucinante, para aquel que lo sufre en carnes propias, escuchar a este colectivo político desmentir que en esta comunidad autónoma de España se discrimina al castellanohablante. Especialmente, cuando al primer golpe de vista cualquier ciudadano puede comprobar por sí mismo que en las instituciones públicas que van desde las autonómicas a las locales la lengua materna más común en esta sociedad ha sido erradicada casi por completo. Pues bien, ayer, con la misma capacidad para desenvolverse en tan desagradable negación de la verdad y por si faltaba algo para completar esta escena de ficción suprema que se representa incluso desde los más altos poderes de la Generalitat de Cataluña, la portavoz del Govern en funciones, Neus Munté, afirmó, sin sonrojo alguno, que en Cataluña se goza de muy buena salud democrática. Hacer tal aseveración cuando hace solo unos días, el 27S, se pudieron fotografiar colegios electorales que podían pasar por las mismísimas sedes de partidos políticos independentistas no solo es otro alarde de cinismo político sino que además suena a verdadero recochineo. En fin, para concluir esta crónica de la fantasía que se padece en esta región del sur de Europa se podría afirmar sin riesgo a equivocarse que se pueden tener pesadillas menos espeluznantes que el cuento que trata de vender esta gente independentista. Más información en el siguiente enlace: https://www.flickr.com/photos/100929805@N07/21726521726/in/dateposted-public/

No hay comentarios:

Publicar un comentario